¿Puede la inteligencia artificial (IA) corregir el error humano?


La razón principal de la existencia de la inteligencia artificial (IA) es evitar la intervención humana y, por lo tanto, el error humano. Un estudio de Vanson Bourne para el sector tecnológico global encontró que la principal causa de pérdidas en la fabricación y fabricación es el error humano. El estudio también encontró que el 23% de los tiempos de inactividad no planificados son causados ​​por errores humanos.

La inteligencia artificial es obra de manos humanas. Entonces, si las personas son tan propensas a cometer errores, ¿pueden crear una solución de inteligencia artificial para solucionarlo? ¿Puede la IA corregir errores humanos? A continuación se muestran algunos ejemplos de errores humanos y casos en los que la tecnología de IA puede ayudar a corregir o mejorar.

Índice

Errores relacionados con el procedimiento

El error humano puede ser el resultado de procedimientos escritos incorrectamente, instrucciones vagas o la elección de una persona de no seguir las instrucciones adecuadas. En caso de una emergencia, la mayoría de los procedimientos no contienen las medidas que deben tomarse. El cerebro humano realiza lo que cree que puede funcionar en emergencias, a veces con tragedia.

Sin embargo, con AI puede tener varias variables para detectar y analizar la situación y luego decidir el mejor curso de acción. Sin embargo, la mayoría de las fallas surgen debido a situaciones nuevas e imprevistas que pueden requerir el análisis de un sinfín de posibilidades. Nuevamente, una persona puede aplicar su inteligencia y responder mejor y más rápido.

error de sobrecarga intelectual

Desde Estadística II, la automatización de tareas es un uso crucial de la IA en muchas industrias. Una persona es propensa a problemas relacionados con una persona, como enfermedad, envejecimiento, fatiga y estrés. Estos factores influyen en el proceso de toma de decisiones de una persona, incluso mientras realiza tareas comunes.

Por ejemplo, un médico demasiado cansado puede cometer fácilmente un error fatal al diagnosticar o tratar a un paciente. El uso de inteligencia artificial en esta situación puede eliminar este error, ya que el médico necesitará confiar solo en los datos proporcionados, lo que facilita enormemente su trabajo.

Los factores anteriores no afectan a la IA si se programa correctamente, eliminando los errores que surgen como consecuencia de determinadas circunstancias. Cualquier industria que se esfuerce por lograr un alto nivel de precisión puede beneficiarse del uso de la IA. Las máquinas funcionan tal como están programadas, sin la influencia de factores externos.

Ataques de ciberseguridad

ataque cibernetico

Los ataques cibernéticos aumentan día a día y están causando pérdidas inimaginables a empresas y gobiernos en datos y efectivo. Un estudio de IBM encontró que el 95% de la seguridad cibernética las violaciones son causadas por errores humanos resultantes de acciones u omisiones no intencionales.

La industria y las empresas nunca pueden resolver por completo los problemas causados ​​por el error humano. Esto se debe a que los métodos humanos que se pueden usar toman tiempo y, sin embargo, dejan espacio para más errores. Los parches implementados por las organizaciones no siempre llegan a todos los dispositivos según lo previsto. La tecnología de IA ofrece una solución a tales errores mediante la gestión de vulnerabilidades antes de que ocurra la explotación.

A medida que aumentan los desafíos de ciberseguridad, la implementación de IA es una gran solución que complementará las capacidades humanas y brindará una mejor protección para los sistemas y procesos. La aplicación de IA en ciberseguridad puede ayudar a eliminar soluciones y errores humanos.

Soluciones y tiempo de respuesta

La máquina no necesita pensar, porque para tomar una decisión se apoya en un algoritmo programado. De esta manera, las decisiones que toma son más acertadas, rápidas e imparciales. Por un lado, una persona puede necesitar bastante tiempo para evaluar la situación antes de reaccionar adecuadamente. Además, pueden estar influenciados por otros factores que dificultan su enfoque racional de la situación. La tecnología de inteligencia artificial está diseñada para analizar rápidamente innumerables posibilidades que las personas no pueden hacer si es necesario tomar una decisión rápidamente.

En marketing, por ejemplo, se ha vuelto más difícil tomar decisiones debido a las abrumadoras fuerzas subversivas del mercado. La IA se utiliza para analizar los datos de los clientes a partir de su historial de búsqueda y predecir su comportamiento más rápido que los humanos. Esto puede ayudar a las empresas a hacer mercadeo efectivo tomando decisiones generando constantemente datos que le permitan mantenerse en temporadas altas y bajas.

Disponibilidad para tareas

A diferencia de los humanos, la máquina puede funcionar las 24 horas del día, sin necesidad de descansos ni aburrimiento, realizando las mismas tareas una y otra vez. El crecimiento de los chatbots de IA en los negocios es un ejemplo de cómo la IA puede llenar efectivamente los vacíos que dejan las personas.

Los clientes pueden necesitar ayuda en cualquier momento, de día o de noche. Las limitaciones humanas, por un lado, no les permiten trabajar 24/7. Las máquinas con inteligencia artificial pueden responder satisfactoriamente a las solicitudes más comunes de los clientes.

El propio diseño del sistema.

El debate sobre si las máquinas son más inteligentes que los humanos ha sido largo, porque una cosa que puede causar un error de máquina es un error humano. Se dice que los desarrolladores y codificadores pasan hasta el 20% de su tiempo probando sus sistemas para asegurarse de que funcionan correctamente. Pero eso no significa que no surjan problemas de codificación; a menudo lo hacen.

Dado que la tecnología está en constante evolución y se vuelve más sofisticada, confiar en la seguridad del software en humanos es imprudente. Además, tomará una gran cantidad de tiempo verificar y analizar una cantidad ilimitada de códigos que intentan encontrar errores. Las personas deben dejar de preocuparse de que la IA les quite la vida y centrarse en crear tecnologías de IA más inteligentes para corregir sus errores. Después de todo, los errores que fallan a la IA son causados ​​por el propio error humano.

En resumen

La gente es propensa a cometer errores cada dos minutos. La tecnología de IA puede ayudar a mitigar algunos errores humanos conocidos y mejorar los sistemas existentes. Sin embargo, hay un factor humano en la creación de tecnología de IA.

Otro problema surge debido al hecho de que las máquinas de IA solo pueden funcionar tal como han sido programadas. Les falta la mente y la creatividad para pensar por sí mismos. En situaciones donde se necesita creatividad, las industrias aún requerirán la presencia humana.

Si observa más de cerca a las personas y las tecnologías de inteligencia artificial, queda claro que ninguno puede funcionar sin el otro. Sin embargo, muchos errores humanos se pueden corregir con IA si se programa correctamente. Además, la IA puede realizar tareas con mayor rapidez y precisión que los humanos. Esto puede ayudar a analizar grandes cantidades de código en un tiempo récord, lo que ayuda a aliviar las amenazas imprevistas y los posibles errores antes de que ocurran.

La importancia de la tecnología de IA en los procesos actuales es innegable. Sin embargo, la ironía es que su capacidad para corregir los errores humanos depende de las personas.

Artículos de interés

Subir