5 razones por las que puede necesitar alojamiento privado para compartir archivos


Es difícil imaginar el mundo moderno sin un compartidor de archivos. Compartimos libros interesantes, videos de vacaciones recientes, documentos de trabajo y mucho más. Para hacer esto, la mayoría de nosotros usamos alojamiento para compartir archivos sin darnos cuenta.

Si envió un enlace a su informe en Google Drive o descargó algo de Dropbox, usó un alojamiento para compartir archivos.

Las opciones más comunes para usar el alojamiento para compartir archivos incluyen, pero no se limitan a:

  • Archivo multimedia personal - Esto es evidente, porque a todos nos encanta esta nostalgia de mirar fotos antiguas.
  • Cooperación - para editar artículos en Google Docs, generar ideas, llenar columnas en tablas al mismo tiempo.
  • Almacenamiento de reserva - para almacenar datos web importantes fuera del sitio.
  • infracción de copyright Es una opción desagradable utilizada para distribuir contenido pirateado, por lo que no entraremos en detalles.
  • sincronización de archivos - para cambiar el archivo desde su teléfono y ver los cambios que se muestran en cualquier otro dispositivo.

Algunos de estos escenarios se pueden ejecutar utilizando servicios públicos para compartir archivos, mientras que otros requieren soluciones privadas para compartir archivos.

Comprensión cómo funcionan los servidores de archivos ayudará a tomar la decisión correcta. Básicamente, un servidor de archivos es un depósito central de archivos a los que se puede acceder de forma remota a través de una red. Esto proporciona un acceso fluido y un intercambio de información entre múltiples dispositivos.

Si usa soluciones públicas, los archivos pueden estar disponibles para cualquier persona en Internet sin la capacidad de restringir esa red, mientras que las opciones para compartir archivos privados no estarán disponibles en ningún otro lugar que no sea su red privada.

¿Por qué necesitas esto? Aquí hay 3 razones principales:

1 - Gestión centralizada

Al utilizar los servicios del gobierno, es posible que no tenga una imagen completa de lo que sucede en su espacio. Por supuesto, puede verificar todos los archivos y carpetas por separado para ver quién puede acceder a ellos y quién realizó los últimos cambios.

Las soluciones privadas para compartir archivos le permiten tener un sistema de administración centralizado para monitorear todas las acciones con archivos, como abrir, descargar, descargar y modificar, sin tener que verificar cada archivo por separado.

Además, puede integrar un sistema de permisos como Directorio Activo para abrir o restringir el acceso a archivos para grupos de usuarios, ahorrando tiempo al abrir todos los archivos necesarios para nuevos empleados y restringiéndolos cuando se van.

2 - Cooperación más rápida

Las soluciones privadas le permiten sincronizar entre ellas más rápido archivos y colaboración más conveniente. Aunque varias personas pueden estar trabajando en el mismo archivo en público, a veces pueden ser lentos (recuerde este punto una vez que abra una hoja de cálculo pesada, cambie una celda y tomará una eternidad reflejar sus cambios) y es imposible.

Con soluciones para compartir archivos privados y sistemas de archivos distribuidos, la copia local se edita y luego los cambios se sincronizan con el archivo principal para acelerarlo.

3 - Cifrado de datos

Normalmente, no tiene control sobre la configuración de cifrado de datos cuando utiliza la configuración de uso compartido de archivos públicos. Esto conlleva el riesgo de fuga de datos. Según las leyes de protección de datos personales, como el RGPD o la CCPA, un cifrado insuficiente puede causar muchos problemas.

Con las soluciones privadas, elige el cifrado y niveles adicionales de protección, como enlaces protegidos con contraseña y software de protección contra malware para escanear los archivos entrantes para evitar virus y otros no deseados. Es como tener toda la fuerza para protege tu computadora pero a mayor escala.

Cuando se trata de proteger su servidor y garantizar el cumplimiento de todos los requisitos de cumplimiento, se recomienda encarecidamente que contrate a un profesional de seguridad para estar seguro.

4 - Precio

Hablando de lugares públicos, proporcionan almacenamiento gratuito insuficiente ( por ejemplo, 2 GB para Dropbox y 15 GB para Google Drive). Para las grandes empresas que funcionan con grandes cantidades de datos, esto puede ser un desafío, ya que constantemente necesitarán adquirir espacio en disco adicional o servicios adicionales para manejar el flujo de datos. Elegir una solución de servidor de archivos administrado puede resultar más económico.

5 - Necesidades de configuración

A menudo, los servicios de intercambio de archivos públicos vienen con funciones listas para usar que no se pueden adaptar a las necesidades específicas de la organización, como la configuración automática copia de seguridad saliente, descarga remota / descarga de archivos usando la API, o compartir enlaces protegidos con contraseña. La principal ventaja de los servidores de archivos privados es que puede instalar un software de administración de archivos personalizado para satisfacer sus necesidades y cambiar el sistema a su gusto.

Para propósitos relacionados con el trabajo, un compartidor privado de archivos parece ser la única forma posible. Pero cuando se trata de la pregunta principal, ¿cuál es mejor? servicios públicos gratuitos o crear su propio servidor de archivos, no hay una respuesta correcta.

Si bien este último proporciona más seguridad cuando se trabaja con datos confidenciales, puede que no sea necesario compartir archivos de fotos de gatos graciosos. Servicios públicos para compartir archivos simplifica significativamente nuestras vidas y puede cubrir completamente las necesidades diarias, por lo que todo aquí dependerá del escenario de uso

Artículos de interés

Subir